Publicitat
Publicitat
Publicitat
Dimecres,
22 de Novembre de 2017
Portada Actualitat Esports Cultura Entrevistes Opinió Videos

- - 31/10/2017

Almas en pena

Siempre se dice que la política lo inunda todo. Estos días aún más si cabe. Cualquier partido de fútbol entre los de aquí y los de allá, entre los del reina y la república, se convierte en una batalla de banderas, de posicionamiento. Porque ahora uno se tiene que posicionar, no puede quedarse en el medio porque será un traidor para ambos bandos, un apestado en las cenas familiares y un paria en las comidas con los compañeros de trabajo. Todos debemos dejar claro con quien estamos en este juego de símbolos, de puertas abiertas o cerradas y de eufemismos. El “estás con ellos o con nosotros” se sobreentiende en cualquier tipo de enfrentamiento. No existen créditos para los que tienen dudas, porque ya se sabe que en la guerra no hay compasión para el rival ni lugar para las preguntas. Existen almas en pena que cuestionan todas las decisiones que toman nuestros dirigentes, los de aquí y los de allí, incluso las de los líderes de los partidos a los que dan su apoyo en las urnas. Para esos seres no existe nunca el descanso, sus mentes nunca dejan de maquinar cuestiones peliagudas que en muchos casos no tienen una respuesta clara. Siempre es bueno dudar de algunas verdades que para algunos son absolutas y para otros no son más que realidades creadas por los poderosos. En los tiempos actuales, en los que Catalunya se encuentra en pleno stand-by a la espera de las próximas elecciones del 21 de diciembre y las posibles consecuencias judiciales que pueda tener la proclamación de la República catalana, los equidistantes son cada vez menos. No es plato de buen gusto que te llamen utópico, iluso y pusilánime si criticas tanto a unos como a otros, a pesar del valor que tiene no creer a pies juntillas ni los que nos dicen unos y otros. En este mundo, las verdades absolutas son muy peligrosas, aunque para sus creyentes supongan un salvavidas que hace de su existencia una travesía más lógicas y menos movida. Para los que se lo plantean todo, es más complicado encontrar refugio en ningún informativo, en ningún periódico. Porque, saben, la objetividad periodística jamás ha estado más en peligro que en este último mes. Los que van por libre y denuncian las mentiras de unos y de otros son llamados paranoicos. Así que, al final, los instalados en la perpetua duda y análisis sin prejuicio son cada vez menos. Muchos se han rendido y se han instalado en uno de los dos bandos, arropados por los suyos y vilipendiados por sus contrarios, pero al menos tienen un cojín confortable en el recostar la cabeza por las noches y dejarse llevar, al fin, por el sueño reparador de las verdades absolutas.

Al empezar este editorial nos habíamos propuesto no hablar de política, pero parece que va a ser verdad eso de que la política todo lo inunda. Nuestra voluntad era ensalzar el trabajo del Femení Sant Adrià, un equipo que está demostrando que el trabajo bien hecho da sus frutos. Un modesto club de una ciudad pequeña del extrarradio de la gran Barcelona está maravillando a propios y extraños. A pesar de la contundente derrota ante el Perfumerías Avenida, un equipo inalcanzable para la mayoría de equipos de la liga, las jugadoras lilas han logrado llevar con orgullo el nombre de Sant Adrià allá por donde pasan. Estamos seguros que la primera victoria en casa no tardará en llegar. ¿Quizás este próximo fin de semana?










Deixan's el teu comentari

El teu nom

El teu comentari




Introdueix el codi de verificació
Qualsevol comentari que sigui ofensiu, que utilitzi llenguatge que pugui ferir la sensibilitat, o que es pugui considerar publicitat spam, serà eliminat d'aquesta secció.
Tot aquell que consideri que un comentari és ofensiu pot enviar un correu a areabesos@areabesos.com i el consell editorial estudiarà si eliminar o no el text
Recordem que per motius de seguretat quan es publica un comentari, es guarda a la nostra base de dades, la adreça ip, dia i hora de publicació del comentari.
| Edició impresa pdf | Edició impresa Online | Tarifes publicitaries | Contacte | Grupo Area 96 | eltemps 1996-2011 © Àrea Besòs | Tots els drets reservats.